Protocolo DMX (Parte 2: Conexiones)

Este artículo es continuación del dedicado al funcionamiento del protocolo DMX: Enlace

Conexiónes DMX

Aunque antiguamente la utilización de cables DMX de 3 pines del tipo XLR era el más común, hoy en día el cable de 5 pines del tipo XLR es el estándar dentro de la industria de efectos especiales para los elementos más complejos como ruedas de color, o máquinas de humo.

La configuración de los pines 1 al 3 en un cable de 3 pines es la misma a la de los pines 1 al 3 en un cable de 5 pines. Un conector de 5 pines (XLR‐5) está configurado de la siguiente forma:

Pin 1 = señal de referencia = revestimiento del cable ( malla o masa );
Pin 2 = señal invertida = “‐” polo negativo;
Pin 3 = señal = “+” polo positivo;
Pin 4 = opcional (la utilización de este pin varía de acuerdo con el aparato en operación y los fabricantes nunca llegaron a un acuerdo sobre cómo utilizarlo. En origen era para tener feedback de los aparatos y que fuera bidireccional);
Pin 5 = opcional (la utilización de este pin varía de acuerdo con el aparato en operación y los fabricantes nunca llegaron a un acuerdo sobre cómo utilizarlo. En origen era para tener feedback de los aparatos y que fuera bidireccional).

Los pines 4 y 5 del XLR‐5 sólo se emplean en caso de utilizar cable con doble par, utilizado para casos en los que es necesario conexión bidireccional.

Las aplicaciones de iluminacion basadas en LED no utilizan señal bidireccional, para envío de feedback desde el dispositivo, por ello el conector XLR‐3, el más sencillo, es el conector más utilizado.

Si bien es cierto que en la industria del entretenimiento el cable del tipo XLR‐5 o XLR‐3 es el cable estándar, para aplicaciones arquitecturales y de iluminación, por motivos prácticos y estéticos la utilizacíón de cables de red con conectores RJ‐45 es muy común también. Además tiene la capacidad de transmitir la señal DMX con mucha estabilidad.

Características del cable DMX

El cable ideal utilizado para las conexiones DMX es de tipo apantallado y de par trenzado. Para aquellas
aplicaciones en las que sea necesario el uso de dispositivos más complejos con función feedback en las que es necesario cable de doble par, se empleará cable con sendos pares trenzados y pantalla.

El grosor mínimo de los conductores depende de la distancia: 24 AWG hasta 300 metros, 22 AWG hasta 500m. Aunque teóricamente podrían duplicarse estas distancias, no se recomienda por las condiciones
habituales de uso.
El uso de “cable microfono” está absolutamente desaconsejado.

Algunas caracteristicas a tener en cuenta:
Cap. cond/cond por 1 m: 45pF
Cap. cond/trenzado por 1 m: 110pF
Resistencia cond. por 1Km: 87 Ohm
Resistencia trenzado por 1 Km: 15 Ohm
Resistencia del aislante por 1Km: 100 MOhm
Impedancia características: 110 Ohm

Establecimientos y conexión de líneas DMX

Un sistema DMX necesita que su conexión sea realizada en modo “Daisy Chain”. Los dispositivos se conectan en cadena unos con otros, disponiendo cada uno de ellos una entrada DMX y una salida DMX para permitir continuar la cadena hacia el resto de los periféricos, tal y como se muestra en la imagen siguiente:

A continuación podemos ver las conexiones habituales que traen los dispositivos encargados de traducir la señal DMX a un lenguaje que nuestras luminarias o tiras LED sean capaces de entender para iluminarse correctamente.

Los dispositivos pueden conectarse en cualquier punto de la línea, independientemente de la dirección
establecida para la recepción de la señal DMX. La línea nunca debe exceder los 500m y es capaz de soportar un máximo de 32 dispositivos conectados a la misma. Lo normal y prudencial sería colocar de 12 a 18 unidades. Sin embargo existen aparatos que permiten elevar esta cifra, como los splitters y amplificadores.

Se recomienda evitar largas tiradas de cables DMX transcurriendo paralelamente a líneas de carga o red
eléctrica, así como a líneas de regulación.

Splitter DMX

La señal DMX es un bus de datos por lo que el uso de canales bífidos o ramificados (“Y”, “T”), es decir,
divididos o multiplicados mediante líneas en paralelo está totalmente desaconsejado. Cuando se realizan conexiones de ese tipo, o se instalan líneas no adaptadas en impedancia (incorrecta terminación, excesiva carga, receptores incorrectos, etc…) aparecen reflexiones de la señal transportada por estas líneas en determinados puntos.

Una reflexión de datos aparece siempre ante un cambio de impedancia en la línea de transmisión, punto
en que parte de la señal se transmite correctamente con ciertas perdidas, y otra parte es reflejada (las
propias perdidas). Estas reflexiones van degradando los datos originales y aumentando las probabilidades de fallo.

Para evitar estos problemas, es necesario el uso de un splitter. Un splitter se utiliza para realizar derivaciones de señal en paralelo (“Y”, “T”), su uso principal es para facilitar la distribución cuando en la
instalación a realizar existen gran cantidad de luminarias conectadas a una consola, ayudando a identificar por grupos las luminarias.

Ejemplo:

Con el empleo de un repetidor o repartidor de señal, cada línea DMX generada por los mismos, es
considerada como una nueva línea en todos los sentidos. Acepta 32 nuevos periféricos, otros 500m de
longitud etc. Además se encontrará eléctricamente separada del conjunto de líneas anteriores, por lo que los problemas en otras líneas no afectaran en absoluto a la nueva línea. Por ello, el uso de este tipo de dispositivos confiere una gran seguridad a la instalación, sobre todo, cuanto mayor sean las mismas.

Amplificador DMX

Un amplificador de señal DMX se utiliza para aislar y amplificar la señal de entrada de DMX de las salidas
protegiendo al controlador DMX de posibles daños por cortocircuitos en el cable de señal. También se utiliza para amplificar la señal DMX en largas tiradas de cableado, evitando que la señal disminuya por dicha causa. La distancia máxima recomendada de tirada de cable es de 100 metros.

Para instalaciones donde la distancia entre el controlador y los receptores es mayor de 100 metros, debemos colocar amplificadores DMX, habitualmente equipados con conectores tipo XLR.

Terminador DMX

Cuando existe una línea DMX con dispositivos conectados, el final de la misma se encuentra “al aire”, es
decir, al conector de enlace del último dispositivo no existe nada conectado, y esto puede provocar
problemas en la señal y en toda la instalación. Sin embargo, este problema es muy sencillo de solucionar:

Utilizando un “terminador de señal DMX”.

Un terminador es simplemente de una resistencia de 120 ohm que cierra el circuito. Indicado especialmente en instalaciones donde el cable de señal DMX ha de recorrer una larga distancia o en un
ambiente con ruido eléctrico, como en una discoteca, se recomienda utilizar un terminador DMX.

Su utilización ayuda a prevenir la corrupción de la señal de control digital de ruido eléctrico, y evita la
reflexión y rebotes de la señal hacia el cable y las luminarias y que podría causar un malfuncionamiento.

Puede comprarse en diferentes modelos y tamaños, o fabricarlo de forma sencilla: Consiste en una resistencia de 120 (entre 90 y 150) ohmios de 1/4w conectada entre los pines 2 y 3 del conector XLR3.

Esquema terminador en cable:

Esquema terminador en conector RJ45:

Esquema terminador en XLR:

Cada línea DMX sólo puede tener conectado un único terminador, y este debe ir siempre al final de la
cadena de luminarias.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *